Global Staffing Outsourcing Maquila de Nómina EyeDetect

Cómo crear un excelente ambiente laboral

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Una empresa que cuenta con un excelente ambiente laboral, tiene trabajadores motivados, se vuelve más productiva e incluso los clientes llegan a sentir las consecuencias positivas en un mejor servicio. Todas las empresas, ya sean pequeñas o grandes, deben de contar con estrategias de motivación laboral que le brinden a su fuerza laboral un espacio para desarrollarse de manera personal y profesional.

Hay muchas formas de mejorar el ambiente laboral en los distintos ámbitos de la empresa. A continuación, presentamos algunos de los más efectivos:

Contar con un código de ética: Ésta es una gran forma de dar a conocer los valores y filosofía que distinguen a la empresa. Adicionalmente, genera que los empleados se sientan más tranquilos acerca de las actividades que realizan y cómo deben ser las interacciones. En la elaboración de un código de ética se debe tomar en cuenta a todos los que resultarán afectados. Debe de ser breve, claro, fácil de entender y recordar, pero sobre todo congruente y sencillo para que los empleados crean en él.

Instala una cafetera:  El café se ha convertido en la bebida oficial en las empresas, por ello es necesario que instales una cafetera en una parte de tu oficina donde varios miembros se puedan reunir al mismo tiempo. De ser posible, ofrece otras opciones como té y un filtro con agua fría y caliente. Esto representa un costo mínimo y hace a los empleados sentirse apreciados e incluso proporcionar un espacio de convivencia.

Motivaciones adecuadas: Otorga a tus trabajadores un buen trato laboral y, sobre todo, reconoce su trabajo. Recuerda que trabajas con personas, con necesidades emocionales y sociales que afectan su desempeño. El reconocimiento se debe dar sin importar qué puesto ocupe y puede o no incluir otros tipos de recompensas.

Pet Friendly: Esta práctica consiste en permitir la entrada de animales en la oficina.  Los trabajadores  no se sentirán presionados a regresar a casa a ver a sus mascotas y estarán más concentrados. Además esto permite que se despierte la creatividad en el grupo general, rompe la rutina y re-dirige el pensamiento, reduciendo el estrés e incrementando la comunicación laboral. Ser pet friendly tiene su truco, debes tener espacios donde de hecho puedan estar las mascotas y asegurarte de que el equipo esté de acuerdo y nadie se sienta incómodo.

Planes de ejercicio: Mostrar interés por la salud y el bienestar de tus empleados te convierte en un gran líder. Motivar a tus empleados a tener un estilo de vida más activo los hará tener más energía y estar de mejor humor; esto es fácil de hacer  instalando una caminadora o facilitando espacios para estiramientos, activaciones, o clases deportivas en general. Una buena manera de complementar esta estrategia de vida saludable es proporcionar fruta o yoghurt en la oficina para el desayuno.

Realiza actividades fuera de las instalaciones: Por lo menos una vez al mes realiza una actividad fuera de la oficina, de preferencia que sea en un lugar al aire libre. Esto ayudará al personal a  liberarse del estrés, cambiar su perspectiva y ver nuevas posibilidades a los problemas de siempre. Puedes llevar el trabajo a un ambiente nuevo o realizar actividades de esparcimiento. Entre las opciones que puedes realizar son un partido de fútbol, una visita a un recinto cultural o evento artístico.

Construye un espacio físico agradable:  Si alguien pasa al menos ocho horas de su día en la oficina, ésta debe ser un espacio bien iluminado, ventilado y agradable. Los tonos cálidos, como el rojo y el naranja, dan energía pero pueden ser un poco estresantes, mientras que los tonos fríos, como el verde y el azul relajan. Lo mejor es mantener un balance y saber en qué espacios estratégicos usar qué color. También es posible decorar con imágenes creativas e inspiradoras, que se alinean con la identidad de la empresa.

Cuenta con líderes que te apoyen:  Para ello es crucial conocer el potencial de los miembros del equipo de trabajo, y comunicarse efectivamente con ellos.  Es importante agradecer su labor y reconocer sus aciertos, así como estimular la retroalimentación, conocer sus opiniones y sus críticas y proponer soluciones al respecto.